"Quiero que mi empresa ayude al proyecto de la EdC"

José Acevedo, empresario de Economía de Comunión de Barcelona
Conocemos a José Acevedo, empresario de 66 años y cuatro hijos, natural de Santa Marta (Extremadura), que lleva viviendo 47 años en Barcelona. Ya jubilado, su proyecto ahora es dejar una empresa que sea 100% de Economía de Comunión.

 - ¿Cómo surgió Plastics Acevedos?, ¿cuál es su actividad?

- Trabajé en la Hispano Olivetti durante 14 años en Barcelona, donde estuve comprometido a nivel sindical y cuando la empresa cerró nos planteamos junto con otros miembros de Humanidad Nueva crear una empresa. Juan Ferrán un empresario que se jubilaba me presentó a los fabricantes y abrimos una cooperativa con gente del Movimiento de los Focolares que se había quedado sin trabajo. Así surgió Novaplast de la que era el director. Nos dedicábamos al comercio de bolsas de plástico, servilletas y bandejas para empresas de hostelería y comercios. Llegamos a trabajar hasta 9 personas. La empresa se fue reestructurando y en 1999 monté la S.L. Plastics Acevedos. Fue un puente para ayudar a gente mayor y con problemas en el mercado laboral. Actualmente hay 2 personas y otras 5 colaboradoras (entre las que me encuentro yo, como administrador sin beneficios). A partir de septiembre contrataremos a dos personas: una chica que llega de Zamora sin trabajo y un comercial.    

- ¿Cuándo decidiste que querías formar parte de la Economía de Comunión?

- Me enamoré desde que Chiara lo lanzó en el 1991. Sentía que tenía que ir en esta dirección y ahora lo tengo clarísimo que quiero dedicar lo que me queda de vida a la Economía de Comunión.

- ¿Qué es lo que más te cautiva de esta propuesta económica?

- La propuesta de un cambio total de paradigma en el campo de la valoración de las personas y de una nueva mentalidad económica. Es la solución a una realidad que ni capitalismo, ni comunismo solucionan. Una tercera vía que siendo viable económicamente, logra una vida de fraternidad en la empresa. No todo es malo en el actual sistema, de hecho, aprovechamos la libre competencia que da la sociedad de mercado, pero añadiendo estas ideas de dar mayor valor a las personas, de un reparto equitativo del beneficio y de la responsabilidad de los que trabajan también.

Plastics Acevedos, empresa de Economía de Comunión de Barcelona- Desde 1984 hasta hoy habrás pasado mil y una aventuras, no te habrás librado de dificultades, ¿cómo las has superado?, ¿qué ha sido fundamental?

- Todas las dificultades que me he encontrado han sido para mí la experiencia vital que me ha afianzado en la Economía de Comunión, en que esta es la única solución.  Un ejemplo ha sido un ex-trabajador que se fue y se aprovechó de toda nuestra cartera de clientes para intentar captarlos. Pero frente al dolor de la deslealtad, destacaría que los clientes y proveedores me han llamado porque quieren seguir trabajando conmigo y no han hecho caso a esta persona. En definitiva, lo construido a lo largo de los años proveedor-cliente ha forjado una relación de confianza especial. Y esto te ayuda mucho a seguir en esta línea, algo bueno hemos dado, ¿no? Me ha reafirmado en que esta línea es la correcta dentro del mercado capitalista y de la desconfianza en el que nos movemos habitualmente en el que o único que importa es el negocio.

-¿Qué es lo más importante según tu experiencia en la relación empresario-trabajador?

- Sentirlos parte de la familia. Al igual que con los clientes y proveedores, no sentirlos como un bien de consumo o de negocio, sino como un bien que va más allá.

- Ahora ya estás jubilado, podrías dejar la empresa, liberarte y descansar. Sin embargo estás haciendo justo lo contrario, ¿por qué?

- Pues porque después del pasado encuentro de Empresarios de Economía de Comunión en Madrid de junio ha sido como si empezara de nuevo mi vida con 66 años y quiero dejar una empresa que realmente sea de EdC, formada para ayudar a este proyecto. Y estamos haciendo incluso cosas nuevas en la empresa, mis hijos también están involucrados, vamos a renovar la web y queremos contribuir desde aquí al servicio de todas las empresas de EdC de España. Queremos con la nueva web que se pueda trabajar por toda el país, para mandar productos desde aquí y que si alguien quiere formar parte, que pueda trabajar desde cualquier provincia. Queremos que no haya entre nosotros nadie que tenga dificultades, que pueda tener trabajo. Si alguien quiere puede mandar su CV a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn