Prácticas internacionales en empresas de EdC

jovenes de prácticas laborales en empresas de EdC
Hablamos de Manuel, un joven de Cádiz que este próximo curso termina Administración y Dirección de Empresas. Este verano ha cruzado al Atlántico para hacer prácticas en una de las empresas de Economía de Comunión más conocidas: Mundell&Associates (EE.UU).

- Manuel, ¿Qué te atrajo para hacer las prácticas este verano en una empresa de EdC?
- "Siempre he querido ser empresario y desde que conocí el modelo de la Economía de Comunión, hace ya varios años, he estado muy interesado en formarme en esta cultura del dar. Cuando vi la posibilidad de hacer las prácticas en Mundell&Associates no lo dudé un momento, era la oportunidad perfecta para profundizar en la EdC".

- ¿Qué tal está yendo? ¿Cubre tus expectativas?
- "Llevo dos semanas y estoy encantadísimo. Es una formación integral y a todos los niveles tanto profesional como personal. Se respira una atmósfera de profesionalidad, alegría, amor, muy enriquecedor y motivador. ¡Es una familia!".

- ¿Qué crees que aporta la EdC a una empresa?
- "Una empresa de EdC se diferencia de las demás en la cultura del dar que se vive, el amor entre los trabajadores que se siente, en la colaboración y solidaridad que se percibe,  el ambiente que se respira, el bienestar que se experimenta al dar lo mejor de uno. Desde punto del vista de un trabajador, es una motivación, satisfacción y bienestar el ser consciente de que trabajando en este tipo de empresas, además de colaborar con la comunidad local, lo haces con comunidades necesitadas que están a miles de kilómetros. En mi opinión la EdC es a la empresa, lo que el jamón serrano al bocadillo, es decir, es el alma de la compañía, lo que marca la diferencia, lo que de verdad crea valor".

- ¿Y a la juventud?
- "A la juventud le aporta motivación, valores, esperanza, realización, un camino diferente para lograr una economía donde verdaderamente haya igualdad y en la que lo importante sea el capital humano.

Veo la EdC como un modelo de economía concreto, posible y realista, una vía de escapatoria al modelo actual en el que se premia el individualismo, en el que consumismo y el materialismo domina nuestra manera de actuar.

Esta idea tan innovadora y tan revolucionaria de EdC me atrajo tanto porque siento que es el camino que me lleva a realizarme en lo personal y profesional. Como Juan Pablo II dijo: “Estamos llamados a hacer grandes cosas por eso a  vosotros, los jóvenes, os diría que ha llegado el momento de coger el relevo para ser los protagonistas del presente".

 


Programa de Prácticas en empresas de EdC en otros países: Si deseas realizar esta enriquecedora experiencia, la Asociación te ofrece hacer de mediadora: te ponemos en contacto con la empresa y realizamos un seguimiento de tu experiencia como becario/a. Escribe a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn