Así fue el Taller de EdC en Astorga (León)

mesa redonda edc españa astorga
Una mesa redonda y un taller para descubrir el juego colaborativo Wecoop, las dos actividades que realizó la Economía de Comunión el pasado domingo 2 de agosto y el martes 4 en Astorga (León). Los participantes se quedaron con ganas de más. 

El pasado domingo 2 de agosto se celebró en el marco de la Mariápolis de Astorga, la mesa redonda "La Economía de Comunión: una propuesta para todos que nace del carisma de la unidad". Una actividad abierta a toda la ciudad que estuvo moderada por Ernesto Cubero, ex-directivo y miembro de la Economía de Comunión España. En ella intervino el Presidente de la Asociación por una Economía de Comunión en España, Isaías Hernando, el empresario vallisoletano, Alberto Mansilla, el profesor Manuel Sánchez y dos estudiantes que participaron en el congreso internacional de EdC en Nairobi.

 

Impresiones de los asistentes

Asistieron unas 35 personas, mayoritariamente adultos participantes en la Mariápolis, que a la salida dejaron sus impresiones: "ánimo para seguir trabajando", "cada vez mejora más", "ponencias muy interesantes; enhorabuena y ánimo por la labor de los ponentes", "gracias por crear este taller en la Mariápolis, tanto las ponencias como el diálogo posterior han resultado muy positivos".

 

Taller para jóvenes y adultos

El martes 4 de agosto se organizó un taller para jugar a WeCoop, el juego colaborativo inventado por Vittorio Pelligra. El juego usa una dinámica similar a la del conocido monopoly para mostrar los principios del emprendimiento social y las cooperativas. Asistieron 18 personas, 14 jóvenes entre 14 y 16 años, y 4 adultos, a parte de los monitores. Manuel Sáncjez, profesor y organizador, destaca el labor educativo del juego: "Es un instrumento utilísimo para introducir muchos conceptos económicos y demostrar sus consecuencias sobre la sociedad. Todos queremos tenerlo, tanto los profesores como los padres de familia. El juego es muy útil en las aulas, desde Educación Secundaria hasta la universidad". Arancha de Bilbao, profesora en Deusto, sugirió terminar con una puesta en común, para dialogar sobre las dudas y profundizar en los aspectos que no da tiempo a tratar el ritmo del juego. Y según nos cuenta Manuel, la puesta en común resultó un gran acierto, permitiendo aclarar conceptos y encauzar las reflexiones de los participantes.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn