Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
Jovénes, empresarios, trabajadores...UN PROYECTO PARA TODOS
Basado en la CULTURA DEL DAR
Una ECONOMÍA que pone en el CENTRO A LA PERSONA
Un modelo HUMANO, SOLIDARIO Y SOSTENIBLE
 

Actualidad

Recicla Bien, el valor de las "otras rentabilidades"

Recicla Bien, empresa simpatizante de la Economía de Comunión
José Vicente y Lola son los padres de esta empresa que nació en 2003 con una vocación diferente. La sosteniblilidad para ellos no es una meta, sino una realidad. Forman parte de la EdC, porque aseguran "no hay otra manera de hacer empresa".

La Sostenibilidad es muy importante para la Economía de Comunión. Vosotros habéis hecho de ella vuestra razón de ser. ¿De qué forma trabajáis la Sostenibilidad?

Entendemos por Sostenibilidad: Atender a las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social (Triple Vertiente de la Sostenibilidad). Este principio abarca un TODO. Nosotros lo vivimos calculando las rutas para generar un menor impacto medioambiental; rentabilizar tiempo, coste económico, utilización de los recursos. Procuramos utilizar carburantes biocombustibles. Nuestras instalaciones están equipadas con elementos/enseres recuperados. En el Centro de Recogida de aceites usados, disponemos de un sistema integral de reciclado de materiales, sobre todo, plástico y cartón. Todos los envases de nuestros colaboradores son reutilizados tras su higienización... “La Tierra no la heredamos de nuestros padres, la tomamos prestada de nuestros hijos” es un sabio proverbio africano que tenemos muy presente.

Sin embargo, no todas las empresas hoy son sostenibles, ni la misma sociedad lo es muchas veces. ¿Qué falla?

Falta sensibilidad, información/formación, excesiva competencia y desde luego voluntad política para emprender cambios imprescindibles y muy necesarios. La inmediatez del aquí y ahora conduce a las empresas a no plantearse el añadir valor a su actividad y no contemplar la huella ecológica empresarial. El crecimiento de las empresas se evalúa sólo en base a criterios economicistas e invertir en planteamientos medioambientales, por el momento, no reconsidera rentable. Pero hay “otras” rentabilidades. Si una empresa sólo se mueve por criterios económicos el proyecto inevitablemente se pervierte.

La historia de ReciclaBien (RB) empieza en 1997, cuando la empresa donde trabajaba José Vicente inicia un ERE que concluye en cierre definitivo en 2002. Al año siguiente nace RB, ¿cómo ha ido evolucionando?

Desde el principio, dada la mínima rentabilidad económica, tuvimos que diversificar. Fue providencial conocer (COPAN después SolyEco), un fabricante de productos de aseo y limpieza con un fuerte compromiso social y medioambiental y empezamos a realizar la distribución de sus productos en la Zona Centro (Madrid, Guadalajara, Toledo) cuyos clientes principales son personas afectadas por SQM (Sensibilidad Química Múltiple). Aún con muchas dificultades, con ambas actividades y el trabajo de Lola por cuenta ajena, RB caminó, incluso pudimos contratar a una persona a tiempo parcial.

El pasado año abrimos la Tienda Natural, un espacio con varias áreas definidas: Aseo y limpieza (productos naturales, muchos de producción orgánica); alimentación (producción eco, productos locales…) y sección de plantas y herbolario. Estamos satisfechos de haber tomado esta decisión, pues RB ha sufrido un fuerte decrecimiento y de esta forma podemos continuar subvencionando nuestra propia actividad. Desde el primer momento la competencia ha sido desleal y desigual. Las subvenciones que perciben las grandes corporaciones/multinacionales suponen un importante agravio.

¿Cuántas personas conforman RB en la actualidad?

La dedicación de José Vicente es del 100%. Lola colabora todas las tardes y nuestros hijos cuando pueden, nos ayudan. El pasado julio por motivos económicos José Vicente tuvo que tomar la difícil decisión de prescindir de la colaboración de la persona que trabajaba a tiempo parcial. Trabajo hay mucho, pero los costes por ahora no permiten asumir más gastos.

Siempre decís que ReciclaBien nació con vocación de empresa diferente. ¿Con cuál?

Atravesar una situación verdaderamente traumática como es el paro, nos marcó y constituyó el aliento para iniciar nuestro propio proyecto. Decidimos que había que deshacer el binomio: empresario-desalmado. Queríamos desarrollar un proyecto que incorporara nuestra forma de pensar, sentir, VIVIR. Somos “hoacistas” (Hermandad Obrera de Acción Católica) y la Doctrina Social de la Iglesia impregna nuestro quehacer cotidiano, el respeto por la dignidad de la persona, donde está el auténtico y único valor.

Formáis parte de la Economía de Comunión, ¿qué significa para vosotros?

Siempre decimos que la única forma de hacer economía es tratando de seguir los principios de la EdC, no hay otra. La EdC para nosotros es el camino. En 1998 leímos en Ciudad Nueva un artículo sobre la EdC y para nosotros fue una auténtica revolución: ¡Había otras personas que pensaban como nosotros! Que entendían la economía como un servicio, donde se establecían relaciones de “comunión”, “confianza”, “fraternidad”.

¿De qué manera tratáis de ponerla en práctica?

Durante bastante tiempo, la persona que ha estado trabajando con José Vicente ha percibido salario, paga extraordinaria, etc., y José Vicente no percibía salario alguno.

En la Tienda Natural tratamos de establecer relaciones de confianza con las personas que se acercan. También deseamos volver a esa figura de “fiar” del pequeño comercio. Deseamos relacionarnos de manera diferente. Hasta el momento no hemos tenido ninguna experiencia desafortunada.

Y esta forma de vivir la empresa, ¿tiene un impacto en vuestros stakeholders: clientes, proveedores…?

Sí y es realmente gratificante. Lo comprobamos muy concretamente con la Planta Recicladora, donde se depositan todos los aceites usados recogidos. Al principio veían en RB una amenaza como competencia, con el paso del tiempo se ha establecido una relación de mutua ayuda y colaboración. Algo semejante sucede con el fabricante de los productos de aseo y limpieza, es una estrecha amistad,  francamente una gracia, un puro don.

También tenemos experiencias que nos indican que estamos en buen camino. Como cualquier empresa tenemos unas tarifas por el servicio que realizamos y nuestros colaboradores habiendo recibido ofertas de empresas realizan el servicio “gratis”, eligen mantener la relación comercial con RB. En la Tienda Natural, poco a poco, las personas notan una diferencia y nos lo comentan. Dicen que notan “muy buenas vibraciones”, "algo diferente".

¿Qué retos de futuro creéis que tiene la EdC?

 Mayor difusión, que pasa por más apertura, pero desde que empezamos a tener un mayor contacto con la EdC, en el 2003, observamos el esfuerzo de todos por abrir a otros agentes, un gran acierto. El futuro en economía es la EdC o cualquier movimiento que asuma sus principios, no hay otro.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn